Infarto agudo de miocardio: cuando cada minuto puede ser vital

infarto agudo de miocardio

El infarto de miocardio se trata de la mayor causa de muerte entre hombres y mujeres a nivel global, y suele producirse al ocurrir un insuficiente riego sanguíneo como consecuencia de una obstrucción en alguna de las arterias coronarias.

Todo lo que tienes que saber sobre el infarto de miocardio

Cabe decir que la angioplastia primaria consiste en la técnica más aconsejable al momento de tratar un infarto agudo de miocardio, pero la misma debe ser llevada a cabo en las condiciones apropiadas y rápidamente, durante los primeros 90 minutos, desde que la persona afectada llega al centro médico.

El infarto de miocardio se trata de una patología que se presenta como consecuencia de una oclusión o estrechez crítica en una de las arterias coronarias, las cuales se encargan tanto de nutrir como de irrigar el músculo cardíaco.

Y es que cuando alguna de las áreas del corazón deja de recibir completamente o de forma parcial el flujo sanguíneo, la misma comienza a morir, lo cual quiere decir que se infarta.

Cabe mencionar asimismo, que el infarto se encuentra entre las manifestaciones de lo que se conoce como cardiopatía isquémica, dentro de la cual los factores de riesgo más habituales que permiten su desarrollo suelen ser, por ejemplo, elevados niveles de colesterol, hipertensión arterial, sobrepeso, diabetes mellitus e incluso el tabaquismo, al igual que la edad avanzada o ciertos factores genéticos, los cuales condicionan un determinado grupo familiar.

Cada minuto es vital

  • Es esencial señalar que existen pocos cuadros clínicos, además del infarto agudo de miocardio, dentro de los cuales el tiempo se trata del factor más determinante.
  • Y es que en estos casos, cada minuto puede ser vital, razón por la cual al presentarse dicha dolencia, resulta fundamental acudir inmediatamente a algún centro especializado en el cual se pueda recibir la atención médica necesaria.
  • Esto se debe a que el lapso de tiempo que tiene lugar a partir del momento en que la persona con un infarto agudo de miocardio ingresa al centro de emergencias, hasta el momento en que se abre la arteria ocluida a través de una angioplastia primaria, es esencial para garantizar su supervivencia.

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Para poder actuar rápidamente, resulta esencial conocer cuáles son los síntomas que se producen al padecer un infarto agudo de miocardio, pero es igualmente importante tener presente que es posible que los mismos aparezcan en diversas combinaciones y que no es preciso que aparezcan todos para poder confirmar dicha dolencia.
  • Asimismo, hay que saber que el infarto de miocardio suele causar síntomas bastante similares a los generados por la angina de pecho, aunque su intensidad y duración son diferentes.
  • Ahora bien, entre los síntomas a los cuales hay que prestar atención está un fuerte dolor y opresión del pecho, el cual se presenta bruscamente o al realizar ejercicio.
  • Este dolor podría venir acompañado por dolencias en otras zonas corporales, por ejemplo, el brazo izquierdo, cuello, mandíbula, zona abdominal y/o espalda. Además, no desaparece al mantenerse en reposo y tampoco varía con el ritmo de la respiración o al realizar movimientos.
  • De igual manera, otros síntomas que podrían aparecer son cansancio inexplicable, sudor, problemas para respirar, mareo intenso, latidos cardiacos anormales, náuseas y vómitos. Tener en cuenta estos síntomas es esencial, ya que como explicamos previamente, cada minuto podría llegar a ser esencial.

¿Quién puede padecer un infarto agudo de miocardio?

Cualquier persona podría llegar a padecer un infarto agudo de miocardio, sin embargo, no todas cuentan con un mismo riesgo.

En este sentido, los más propensos suelen ser esas personas que presentan problemas de corazón o que el pasado presentaron algún evento cardiovascular; al igual que las personas mayores y quienes presenten otros factores de riesgo.

¿Qué lo causa?

El infarto de miocardio es causado por el desprendimiento de una placa de ateroma adherida a la pared de alguna de las arterias coronarias, y al entrar en contacto con las plaquetas sanguíneas, crea un coágulo que termina tapando dicha arteria; lo cual se conoce como Aterotrombosis.

Además de lo anterior, otras razones por las cuales se produce un infarto de miocardio, son las siguientes:

  • Obstrucción de las arterias coronarias como consecuencia de la grasa acumulada en sus paredes, es decir, Arteriosclerosis.
  • Patologías cardiacas crónicas, por ejemplo, insuficiencia cardíaca y/o arritmias.
  • Contracción de alguna arteria coronaria que causa que la misma se estreche, impidiendo el flujo sanguíneo hacia un área del corazón.
  • Padecer algunos factores de riesgo, por ejemplo, diabetes, hipertensión, llevar una vida sedentaria y consumir tabaco, etc.

Conviene señalar que mientras más sea el área del corazón que dejó de recibir sangre y en consecuencia también oxígeno, mayor será la gravedad del efecto en la persona, siendo posible que muera cuando el área resulta bastante amplia.

En caso de que la persona sobreviva, en la parte afectada del corazón el músculo cardíaco será reemplazado por una cicatriz, por lo que la capacidad del corazón para bombear sangre normalmente, estará  afectada.

Finalmente, puede decirse que teniendo todo lo anterior en cuenta, al presentar un fuerte dolor en el pecho, lo mejor será llamar o acudir inmediatamente a un centro médico, ya que al ser un infarto agudo de miocardio, cada minuto es vital y mientas más tiempo pase, más riesgo de presentar patologías cardiacas severas o de muerte habrá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*